viernes, abril 28, 2006

ABRIRME OTRA VEZ

Gracias a las muchas notas, cartas y pedidos para que "no me cierre" en mi propia voz y abra el blog para sus comentarios, he decidido hacerlo, luego de tratar de bloquear a los anónimos. Gracias por las cartas a mi mail, por los comentarios en otros blogs. Mucha gente se preocupó creyendo que los comentarios que yo había recibido eran por poco y amenazas mortíferas. Y la verdad sea dicha, en mi página de blog no recibí nada malo ni desagradable. Los anónimos escritos fueron hechos desde otra página de blog en la que amenzaban "darme duro", como en el poema de César Vallejo. Otro sujeto decidió cambiarme el apellido, burlándose de mi nombre. Entonces eso condujo al cierre de los comentarios a mi blog en vista de que la página donde se publica esos comentarios no tenía porque hacerlo.
Luego de pensarlo decidí, entonces, volver al ruedo. "Aquí estoy", como una vez dijo Neruda a Huidobro y a De Rocka, abierto al mundo. Para seguir adelante.

2 comentarios:

Eduardo Varas C dijo...

Saludos Xavier. La habilitación o no de los comentarios es una opción que tiene el blogger, y creo que si tienes esa posibilidad, la puedes ejercer. Lo que sí es cierto es que en el país no estamos preparado para utilizar los weblogs como medios de discusión, especialmente literaria, sino que los percibimos como fines. Sobre todo de destrucción.

Y ahí tenemos un error de concepto en nuestras narices...

Esto sin tomar en cuenta el antojo que se tiene al utilizar el término libertad de expresión.

Es una cuestión de actitud. Yo creo que mucha gente empezará a abrir blogs en blogger de manera anónima para continuar con esa metódica necesidad de destrucción...

Estoy seguro de que eso pasará.

Saludos

Jota X dijo...

Que tal Xavier, he leído algunos de sus poemas y me han caído bastante bien, no así su libro de cuentos "desterrado de palabras", bueno ya sabe cuestión de gustos. De todas formas creo que su literatura es de la poca literatura fresca que hay en el país. País al cual ya le hace falta una buena corriente de hilaridad rabiosa y joven.

Permítame también hacerle una pequeña sugerencia. Sería muy bueno leer aquí algo de su poesía y narrativa.

Un saludo cordial desde Santo Domingo de los Colorados