sábado, noviembre 03, 2007

el premio "Aurelio Espinoza " 2007 es un tipazo

[Carlos+vallejo.jpg]
Carlos Vallejo ganó el "Aurelio Espinoza Polit" de este año en poesía. Poeta silencioso, sin aspavientos, que trabaja una obra que se ha ido consolidando a través de su autocrítica, de su sencillez, de su sensibilidad, sobretodo, de ese espíritu con el que se recubre de sabiduría cuando ésta conduce a ser un estilo Eso es, Carlos Vallejo se fue haciendo un estilo.

Lo conocí hace algunos años cuando fui a trabajar al Municipio de Quito en un proyecto de poesía junto con Pedro Saad, Edgar Allán García y Xavier Lasso. Por allí apareció Carlitos, como una especie de ayudante-compañero de todos. Su silencio siempre iba con él. Jamás me dijo que escribía. Este dato lo supe algún tiempo después por otro Carlitos. Ya, luego de años, me contó que su formación literaria es absolutamente autodidacta. Él no anda por el mundo con poses, ni se impacta de los milagros de la publicidad con la que algunos poetas de su propia generación se han hecho. El Vallejo es libre de aquello.

Lo recuerdo en esa época ansioso, pero recatado. Solo decía lo que era estrictamente correcto y políticamente justo. Nada más. Luego de unos meses me pasó un libro. Literalmente me lo pasó. Estabamos sentados en algun acto en la Casa de la Cultura y el Vallejo me dio su librito de espaldas, al que yo leí con rapidez y asumí que el poeta suyo era un poeta mucho mejor que algunos de los que invitamos (con su complicidad) a aquel gran encuentro de poetas organizado por el Municipio de Quito.

Luego de aquello se ha dado mucha tela para cortar. Hemos hecho mucha labor editorial juntos, él como diseñador e impresor; yo como editor.

"LA ORILLA TRANSPARENTE" es el libro ganador del "Aurelio Espinoza Polit", lo leimos algún rato de este año y nos conmovió gratamente. Me ha dicho que ha sufrido una cirugía estética implacable y llena de cambios, y que ahora está mucho mejor, por lo que no hablaré del libro hasta que salga del horno el verdadero. Ya lo leeremos pronto en la bella edición que editorial Planeta hará de este libro.

Que bueno que Carlitos se ganó el premio. Es una gratísima noticia y una gran alegría para sus amigos.



Sus publicaciones son "En mi cuerpo no soy libre" y "Fragmento de mar"

EL INVITADO DE CARLOS ARCOS

No se puede mostrar la imagen “http://www.editorialelconejo.com/images/libros/elinvitado.jpg” porque contiene errores.

He leído la última novela de Carlos Arcos Cabrera. Y es hermosa. Y terrible.
"EL iNVITADO" es el titulo del libro, publicado por Editorial "El Conejo", en este año, con 334 páginas.
De su lectura aún conservo ese miedo intrigante, ese suspenso, esa desolación y ese frío asfixiante. Y ese dolor. Sobretodo, ese dolor.

La novela es dolorosa, aunque realista a más no poder. La verosimilitud y la construcción especialísima de los personajes hacen de esta novela, probablemente, un hito en la literatura del Ecuador. Sus dos novelas anteriores, me han comentado, son extraordinarias. Escritor tardío, sumergido en la escritura de novelas con un alto contenido transtextual.

La historia de "El Invitado" es ambientada en el Perú y todos los personajes son peruanos (un verdadero hito en la novela ecuatoriana). En una época convulsa y desgarrante. Por un lado Sendero Luminoso y por otro, los militares torturadores.

Un secuestro: Por lo tanto un secuestrado y una familia destruida por el dolor (en este caso un hijo casi adolescente y una esposa sumida en el terror de la incertidumbre), y por otro lado el personaje insólito: el secuestrador.

El poeta peruano Miguel Idelfonso sintetiza la trama así:

El Invitado es la angustiante historia de una familia peruana inmersa en el clima de violencia política que se vivió en el Perú desde el inicio de la década del ochenta y a lo largo de doce años. Hechos insólitos, dignos de Kafka, que se dieron en la realidad en esa coyuntura, son los que retrata Carlos Arcos Cabrera con detallada verosimilitud, a veces documental y a veces como en un film, cuando no muy fiel al formato de la novela policiaca al cual se le acerca.

La tetralogía de voces del libro la vuelven polifónica. Busca además la morbosa curiosidad del lector de saber que va a pasar, sobretodo con el secuestrado, que es "el invitado" a "Casablanca", un sitio de tortura militar en la época. Novela negra, pero sin llegar a ese cliché; novela oscura, pero sin que por ello haya que identificar al asesino oculto. Los personajes son tan humanos, tan complejos y simples al mismo tiempo que eso es, en realidad, lo que aterra, pensar en la maldad, en el dolor como algo tan simple y tan cercano.

La ambientación es perfecta. Un gran equilibrio entre las polifonía de voces. Pienso que esta novela dará mucho que hablar cuando la ente se la ponga a leerla con obsesión y encantamiento.

La novela se sostiene en una trama contada agilmente, pero por partes, lo que permite un entramado bien interesante y sobrecogedor.
Felipe Sabogal, el secuestrado narra el horror de su tortura (en primera persona); mientras que Carmen, su esposa, lo hace con un narrador omnisciente en tercera persona, así como Víctor Otiniano Llauri, el torturador. Pero la más desgarradora figura es el hijo de Carmen y Felipe que va describiendo su vida disparada por la primera adolescencia y la mezcla de terribles sentimientos por la desaparición de su padre, la angustia de su madre y su rebeldía propia, a través de un diario que su profesora de literatura envía a todos los estudiantes a escribirlo en una época terrible para el Perú.

Una novela muy importante para el Ecuador y para el Perú también.

No se puede mostrar la imagen “http://www.hoy.com.ec/anio2007/fotos/jul/210707c4.gif” porque contiene errores.

Foto: Diario HOY, Quito

Carlos Arcos Cabrera
(1951) nació en Quito. Entre 1970 y 1973 vivió en Chile y luego, entre 1976 y 1979, en México, donde estudió un postgrado en Sociología. Fue profesor universitario. A partir de sus actividades de investigación publicó algunos trabajos entre los que destacan El Espíritu del Progreso: los hacendados en el Ecuador del Novecientos (1982), Crisis y desarrollo social en Ecuador (1990), El Bienestar de los niños en Ecuador (1992). Desde 1995 es editorialista del Diario Hoy de Quito. En el 2003 publicó Vientos de Agosto (Planeta) novela con la que obtuvo el premio Joaquín Gallegos Lara. En el 2005, Editorial El Conejo publicó la segunda edición de su novela Un Asunto de Famili

lunes, octubre 22, 2007

La nueva novela de Gabriela Alemán

En una prosa agil, irónica y llena de recovecos se escribe la nueva novela de Gabriela Aleman, "Poso Wells" (Eskeletra, 2007). Una descripción que roza lo hilarante y lo pútrido se deja leer en una atmósfera que asfixia, en base a una estupenda descripción de lugares mohosos y asfixiantes en la ciudad de Guayaquil.

La escena, sin duda, monumental del libro es el electrocutamiento de un político muy parecido a alguno de los nuestros. Gordito, regalador de chucherías, rico, poderoso, caprichoso. Dicho político se quema de contado provocando un corto circuito por sus propias orines, que resultan ser las conductoras pertinentes de la electricidad. Ironía y descalabrado sentido del humor. un gran aporte de su narrativa.

Sin embargo, no es una novela que conmueva o apasione. Me resulta un libro en donde se deja vislumbrar el discurso bukoswiano que prolifera en la moda hoy en día.

El libro está fragmentado en varios capítulos que se van deshilvanando del todo y sobretodo de un personaje que sufre "las de Caín" al ser el actuante principal, por lo tanto el que ve todo, aunque no tiene peso como personaje. No es lo que hace, sino lo que mira.

Varas es un periodista que llega a la Cooperativa "Poso Wells", un recinto miserable en las afueras suburbanas de la ciudad de Guayaquil. Llega para investigar una serie de crímenes y de acontecimientos que se dan en dicho recinto. Entonces comienza a enredarse en una historia en donde se deja ver el encantamiento de la viveza criolla y la desesperación de la ignorancia en la que se sumergen. Hay un largo y fangoso tunel que viene a ser la metáfora de "El país de los ciegos" de Wells (de donde toma el título) .

Este personaje me recuerda bastante al periodista de la película de Sebastián Cordero, "Crónicas", además el paísaje me resulta conocido para la exploración a veces exótica, a veces caústica para entender lo marginal desde una perspectiva artística.
A propósito, esta novela se la ve muy cinematográfica, ya no es una novela en la dimensión del lenguaje o de la semántica y la semiótica, sino en la dimensión de una historia fragmentada, ligera, degustable.

Gabriela Alemán es una narradora que se vislumbra como una de las más importantes del país. Aunque su nueva novela no impacte. En este nuevo libro hay el arresto que necesita para la gran narrativa que de ella saldrá.

domingo, octubre 21, 2007

Iván Oñate y la muerte



Iván Oñate, el gran poeta y amigo, coterraneos de la tierra ambateña, me hace partícipe de esta estupenda entrevista realizada por Alejandro Gonzalez, periodista dominicano, en el Diario de Santo Domingo EL CARIBE.
Además me asusta y estimula con una historia terrible, digna del poeta Oñate y de su vida repleta de misterioso encanto: Tuvo hace poco una ciota con la Muerte. Iván nos cuenta este episodio en esta bella entrevista.


"El poeta tiene que nacer y morir en cada poema"


Ivan Oñate. Este escritor ha sido catalogado como una de las voces más “originales” de la nueva generación literaria. Tras un encuentro cercano con la muerte, habla con El Caribe sobre su renovada vocación por las letras.


Cuando lo conocí, Iván Oñate tenía la mirada enterrada en el vacío. El rostro endurecido era el signo inequívoco de que estaba sumergido en un viaje interior. Me acerqué preparado para el rechazo, pero en cambio recibí un saludo generoso.
Su voz se alzó cargada de humanidad, y ahí mismo pautamos la entrevista. Pero el tiempo desfondó sus obstáculos, y la oportunidad se me escapó de las manos.

Meses después, habiendo recorrido ya parte de su bibliografía, le escribí para que me contestara unas cuantas preguntas. Lo alcancé de milagro. Tras responder con tono cálido, me contó que había sobrevivido por poco un naufragio. En ese momento sentí que su voz abarcaba de pronto una dimensión más amplia.

Iván, tu libro de cuentos El hacha enterrada va por su séptima edición. ¿Te esperabas que esa obra fuera a ser tan bien acogida cuando la publicaste por primera vez hace ya veinte años?
La ambición de un primer libro de cuentos como es el caso de El hacha enterrada, siempre es paradójica y modesta. En su ejecución uno nunca piensa en el triunfo o en el éxito. Piensa en algo más grave y profundo.
En la salvación de su propia existencia. Por otra parte, hace 20 años era imposible pensar en el éxito literario. Eso prácticamente no existía y menos en mi país. En cambio el fracaso, eso se daba por descontado. Pero, en buena hora, tengo que contarte que está por aparecer una octava edición y la traducción francesa.

La antología Biografía apócrifa de Borges evidencia una evolución estética en tu poesía. ¿Cómo ha cambiado con los años tu visión del poema?
Me gusta la pregunta. Porque yo veo una gran diferencia entre la poesía y el poema. La poesía es quien elige al poeta. De esa pasión, de ese enamoramiento, surge el poema como un fruto concreto. Por lo tanto, mi visión de la poesía sigue siendo la misma. Quizá, lo que ha cambiado, es la visión del poema. Más corto, más humilde, más esencial. Como exige la eternidad de cada instante.

Poeta y narrador, ¿cómo concilias a la hora de escribir prosa y poesía?
Te decía anteriormente que la poesía elige al poeta, no al contrario como muchos piensan. Es como estar enamorado. Uno no puede elegir y menos fingir esa felicidad o esa desesperación. La prosa en cambio, obedece a otro proceso. Requiere disciplina y esfuerzo. Uno tiene que armar y desarrollar una estrategia. Por eso se habla del oficio del novelista o del cuentista. En prosa, el oficio es sumamente positivo. En poesía, el oficio es deplorable. Equivaldría a decir de alguien que es “un enamorado de oficio”. El poeta tiene que nacer y morir en cada poema.

Dos reconocidos antólogos franceses han dicho que en ti “se encuentra probablemente el poeta más original de la nueva generación”. ¿Tú qué crees?
Agradezco la opinión de los críticos franceses. Porque pienso que la originalidad es lo primordial en un poeta. Primordial y urgente como respirar. Ciertamente que respiramos todos los humanos, pero cada uno de nosotros lo hace a nuestra propia manera. Puede resultar fatal, imitar el respirar de otros. Armando Romero, en su Antología de la poesía latinoamericana del siglo XXI, aparecida hace pocos días en España, me identifica con otros poetas como: Luis Oswaldo Tedesco, José Watanabe, Juan Manuel Roca, Antonio Deltoro, Gonzalo Millán y Marco Antonio Campos y nos caracteriza como poetas “del ser y la existencia”.

Estuviste este año en la Feria del Libro de Santo Domingo. ¿Qué impresión te llevaste de la República Dominicana?
Presumía de la grandeza del pueblo dominicano, ya que conocía el pensamiento de Pedro Henríquez Ureña. Poeta, lingüista, personaje admirado por Borges, lo cual es mucho decir. Pero la calidez y talento del pueblo dominicano, desbordó todas mis expectativas. La Feria del Libro, sirvió para comprobarlo. Muy bien organizada. Muy amena. Que la vida bendiga a esa Patria hermana.

Correa acaba de ganar los comicios para la Asamblea Constituyente, lo que le dará la posibilidad de hacer cambios radicales en la estructura del Estado. ¿Hacia dónde se dirige Ecuador?
La imagen de un pueblo insurgente, de un pueblo que sabe ganar sus derechos, siempre será heroica. Mucho mejor si lo hace razonadamente, por el voto. Pero esta virtud entraña otra. La enérgica reacción cuando ve frustradas sus esperanzas. Esperemos que esta segunda posibilidad, en mi pueblo, no vuelva a repetirse.

¿Qué podemos esperar para el futuro de Ivan Oñate en términos literarios?
El 14 de agosto, a la una de la tarde, estuve apunto de morir. Puesto que la embarcación en que viajaba, naufragó en el puerto de San Lorenzo, en la frontera con Colombia. Esta llamada del destino, sirvió para rejuvenecer mis ganas de escribir. Creo que ese tirón de orejas es lo mejor que le puede ocurrir a un escritor. Quiera la suerte que comparta esos frutos, con los hermanos dominicanos.
Trazos del autor
Nació en Ambato, Ecuador, el 17 de marzo de 1948. Ha publicado Estadía Poética (1968); En casa del ahorcado (1977); El ángel ajeno (1983); El hacha enterrada (1987); Anatomía del vacío (1988); El fulgor de los desollados (1992); La canción de mis compañeros de celda (1995); y La nada sagrada (1998). Parte de su obra ha sido traducida al alemán, inglés, portugués, francés, griego, rumano e italiano. Krystyna Rodowska, traductora de Borges, Proust y Paz, actualemnte traduce su poesía al polaco.
Cuestionado sobre el papel que desempeñan los escritores e intelectuales ecuatorianos en esa sociedad, Oñate responde con humildad y modestia, alejándose de la grandilocuencia: “Prefiero atajar esta pregunta en una condición más humilde, la del poeta. Ciertamente que la poesía no sirve para cambiar las estructuras socioeconómicas. En definitiva, no sirve para cambiar la vida. Sin embargo, sirve para algo más fundamental e importante. Sirve para cambiar la existencia. Cortázar cambió mi vida y Borges el espesor de mi sangre”.










tRES GRANDES NARRADORAS EN EL CUESTIONARIO

Tres grandes narradoras de Sudamérica se encuentran hora en la página de EL CUESTIONARIO

- Luisa Valenzuela (Argentina)
- Pia Barros (Chile)
- Reneé Ferrer (Paraguay)

Los invito a visitar la página:

www.elcuestionariodelescritor.blogspot.com

miércoles, octubre 17, 2007

Los Nuevos "colgados" en EL CUESTIONARIO

En el blog EL CUESTIONARIO se han publicado ya algunas entrevistas:

Tres poetas jóvenes del Ecuador:
-Marialuz Albuja
-Julia Erazo Delgado
-Ana Cecilia Blum

Y Tres autores jóvenes de América:

-Luis Cháves (Costa Rica)
-María Celina Nuñez (Venezuela)
-Marcelo Novoa Sepulveda (Chile)

Visitenlo en la siguiente dirección:

www.elcuestionariodelescritor.blogspot.com

La obsesión de Zapata


Leí el libro de relatos de Cristobal Zapata, "El Pan y la carne". Zapata es monotemático y ya se notó su calidad narrativa en algunas prosas poéticas de indiscutible calidad que se dejan leer, finamente eróticas, en sus libros de poesía.

En este libro hay un aliento más extenso sobre el tema, pero la propuesta es la misma. Un finisimo hilo de seductora puntualidad se desprende de un lenguaje mohoso, casi barroco, que va describiendo y definiendo las puntadas de una historia donde casi nunca pasa mucho, donde el lenguaje es el triunfador, por algo es un poeta importante de su (mi) generación.

Aunque en estos cuatro cuentos se lo ve más libre y sus personajes son más liberales y no se esconden en las corazas de los personajes estereotipados de intelectuales de paquete fino, sino que viven en un mundo a veces quich, pero saludable para identificar nuevas posturas frente a los tratamientos atmosféricos de la poética de Zapata.

Aunque narra con astucia, sus cuentos no valen por cuentos, porque su verdadero valor radica en las bellas descripciones. No hay pudor en presentar a sus personajes en mundos anti convencionales. Niños que caminan hacia el vouyerismo, trios que se buscan para amarse en el silencio, conjeturas sexuales espléndidas que se van dibujando despacio, como fumar un puro y no dejar escapar las volutas de su humo con tanta facilidad.

Me gusta que Zapata persiga, como el buen Darío, una forma. Y se obsesione en el fondo. El problema está en que podría gastarse, así, como las manos de Guayasamín en sus cuadros ya repetidos.

El cuentario que tiene un rimbombante subtítulo: Cuarteto narrativo, que en realidad no dice nada, es un gran paso para comprobar a Zapata en su carrera ligada con la palabra precisa y el tema del sexo como una preocupacion literaria. Me ha gustado este libro.

martes, octubre 16, 2007

El "Pirata Viejo" de Santiago Páez


He leìdo la novela "Pirata viejo" de Santiago Páez. Me ha divertido gratamente su lectura. Una fresca historia, adornada de un lenguaje erudito y una visión muy agradable y fresca de visualizar al país desde una cultura criolla. Una suerte de realismo coloquial se van dibujando en sus pàginas.

La historia es simple (y por lo tanto de una complejidad literaria puntual). Un hombre adulto, de una familia tradicional quiteña se ha ido vinculando a la vida facil y pìcara: se ha convertido en un gígolo (un hombre que vive de las mujeres, a la aventura). Encuentra, entonces, a su nueva víctima (una mujer ibarreña) con quien va a vivir una aventura muy típica del ecuatoriano: un viaje desde el norte hasta el mar, en donde van a pasar una serie de acontecimientos que llenarán de hilarante expectación la lectura hasta el final.

Aunque el final me suena a una típica telenovela, creo que hay precisión en ese cierre, porque implica la vida "quich" de la historia picaresca que se vislumbra en la trama.

La novela está enriquecida con una gran cantidad de anécdotas que nos pasan a todos. A todo ecuatoriano común. Hay una gran versatilidad en el lenguaje (lo que me parecelo màs rico e interesante del libro).

Una novela para leerla de un solo tirón. Y que nos demuestra que en la sencillez se encuentran los mejores hallazgos.


sábado, octubre 06, 2007

Nuevos escritores en EL CUESTIONARIO

Amigos:

He incluido en mi blog EL CUESTIONARIO tres entrevistas más. Responden:

-El poeta español Juan Ruiz de Torres
-El escritor cubano Armando Cristóbal, y
-El narrador boliviano Paz Padilla

Invito a que los lean en

www.elcuestionariodelescritor.blogspot.com

Osvaldo Encalada y su "Diccionario de la vista Gorda" visto por Lucrecia Maldonado

En una noche con olor a lluvia, Osvaldo Encalada vino desde Cuenca, a presentar su hermoso "Diccionario de la vista gorda". En la LIBRIMUNDI de la Juan León Mera llegaron los amigos más queridos de Osvaldo y d ela Editorial para celebrar junto con Galo Mora y Lucrecia Maldonado el recibimiento de esta noeva y bella obra.
A continuación les dejo con el texto que Lucre lleyó en esa noche de Jueves y que tanto nos conmovió.

EL INTRINCADO ARTE DE ESCRIBIR DICCIONARIOS


Desde siempre me pregunté cómo sería hacer un diccionario. No es una actividad que a mí, particularmente, me habría gustado, pues me ha parecido bastante menos apasionante que inventarse mundos o personajes, o que acomodar palabras en la ambiciosa búsqueda de eso que llamamos poesía. Sin embargo, al ir (h)ojeando el nuevo libro de Oswaldo Encalada Vásquez, Diccionario de la Vista Gorda, estas impresiones pueden variar un tanto.

En primer lugar, es necesario anotar que este trabajo de hacer un diccionario humorístico no es del todo original, aunque en nuestro medio no haya sido frecuente. Oswaldo Encalada sigue las huellas de personas tan ilustres como Ramón Gómez de la Serna, quien creó definiciones graciosas, creativas y mordaces en sus famosas Greguerías. Otro de los precursores de Oswaldo en esta tarea es Ambrose Bierce, quien en su Diccionario del Diablo también hace un afortunado ensayo de emparentar las palabras con el humor, casi siempre negro. Oswaldo Encalada se apoya en estos dos grandes escritores, y en otros, para sostener algunas de las definiciones que ensaya en su nuevo libro.

En nuestro medio, un diccionario de estas características es, sin embargo, una producción original que habla, entre otras cosas, del deseo de su autor, conocido narrador cuencano nacido en 1955, de experimentar y probar nuevos caminos dentro del campo de la creación literaria. No sería este el primer trabajo de este tipo de Oswaldo Encalada Vásquez, pues tiene en su haber otros libros similares.

Alguna vez oí a Ramiro Diez, conductor del programa Concierto Sentido, decir que leer el diccionario es una de las más apasionantes actividades que un buen lector puede realizar. Aquella vez su apreciación me pareció bastante exagerada, pues para mí un diccionario, sobre todo si es un diccionario en serio, es un tipo de libro más bien instrumental, nunca se me habría ocurrido ensayar su lectura para animar una tarde de aburrimiento. Sin embargo, el Diccionario de la Vista Gorda de Oswaldo Encalada, así como el Diccionario del Diablo, de Bierce, pueden fácilmente hacer que una cambie de idea.

Las definiciones de Oswaldo Encalada pueden acercarse a veces al un humor ligado a contenidos “no radiales”, como en el caso de


GENEALOGÍA: Algunos árboles genealógicos dan ramas; y otros, rameras.


Otros hacen reflexiones que lindan (o colindan) casi con lo filosófico:


MATARIFE: Hay el caso de quien puede matar y tener fe. Es el caso del matarife.


El humor sencillo de todos los días, nacido de un ingenio lógico y lingüístico, acompaña otra de las definiciones:


MATASIETE: Un matasiete es más valiente que un mataseis.


Y también hay definiciones que se acercan bastante a un chiste de tono más bien ingenuo:


MASTODONTE: ¿Cuál es el animal que siempre es más? –El mastodonte.


El Diccionario de la Vista Gorda de Oswaldo Encalada Vásquez nos conduce así por un mundo en donde las palabras dejan de ser los tradicionales conceptos, los hermosos recursos poéticos, los vehículos de la fantasía y se vuelven, a más de todas estas cosas, pequeñas cajitas chinas o matrioshkas rusas que al abrirse permiten ver el complejo mundo de las posibilidades significativas y emocionales, en donde la poesía y el humor acortan distancias y hablan del infinito potencial creador del ser humano, en este caso, del infinito potencial creador de Oswaldo Encalada Vásquez.



martes, octubre 02, 2007

LO NUEVO EN EL CUESTIONARIO

LES INVITO A LEER EN MI BLOG EL CUESTIONARIO: www.elcuestionariodelescritor.blogspot.com LAS ENTREVISTAS A TRES ESCRITORES ECUATORIANOS QUE ACTUALMENTE FORMAN PARTE DE EL GRUPO QUE COLABORA CON EL PRESIDENTE RAFAEL CORREA DELGADO:

- Galo Mora Witt (Asesor cultural del Presidente de la República)

- María Fernanda Espinosa (Canciller del Ecuador), y

- Raúl Vallejo (Ministro de Educación del Ecuador)

los invito a Visitarme

viernes, septiembre 28, 2007

VivAmérica con Javier Váscones

Javier Váscones representará al Ecuador en el festival VivAmérica en La Casa de América en Madrid. El hombre de la mirada oblicua, sacara a pasear nuevamente al Dr. Krom y pondrá a relucir su Jardín Capelo, en un espacio verdaderamente importante de la literatura latinoamericana y española.

Javier Váscones es probablemente el escritor más serio y profesional que vive en Ecuador junto con Jorge Enrique Adoum. Es una voz autorizada, rigida y bien informada que bien podría representarnos en cualquier congreso de escritores, enseñandoles a los escritores del mundo que por este rinconcito sudamericano también se producen serios y fortalecidos trabajos literarios.

El nivel de VivAmerica en literatura es altísimo. Aqui reproduzco el texto informativo sobre este acontecimiento.

En hora buena para el Ecuador y para Javier Váscones.


UNA GRAN REPRESENTACIÓN DE LA LITERATURA IBEROAMERICANA

Mesas redondas, clases magistrales y recitales de poesía de grandes nombres de la literatura iberoamericana conforman el grueso de las actividades programadas en el área de Literatura de VivAmérica Festival, en las que participarán más de cincuenta escritores. Todas ellas se celebrarán en la Casa de América.

Álvaro Mutis (Colombia), Alfredo Bryce Echenique (Perú), Ricardo PigliaLuis Sepúlveda (Chile) serán algunos de los autores que impartirán clases magistrales. (Argentina) y

Mesas redondas en las que participarán, entre otros, autores como Pedro Juan Gutiérrez (Cuba), Juan Villoro (México), Edmundo Paz SoldánJordi Soler (México), Alonso Cueto (Perú), Mayra Montero (Cuba), Sergio Ramírez (Nicaragua),Rodrigo Rey Rosa (Guatemala), Santiago Roncagliolo (Perú), Carla Guelfenbein (Chile), Alan Pauls (Argentina) y Jorge Volpi (México), tratarán temas como la globalización cultural, la memoria, la arquitectura del proceso creativo y la creación en los procesos de transición. (Bolivia),

La poesía iberoamericana también tendrá su espacio en VivAmérica, con recitales a cargo de Tomás Segovia (México), Eduardo Chirinos (Perú), Darío JaramilloWilliam Ospina (Colombia) e Ida Vitale (Uruguay), entre otros. (Colombia),

Una programación que mostrará el relevo generacional que se está produciendo en las letras iberoamericanas.

Artistas participantes:

J.J. Armas Marcelo, Justo Barboza, Jorge Eduardo Benavides, Marcelo Birmajer, Alfredo Bryce Echenique, Hugo Burel, Rafael Cadenas, S. Campos, Horacio Castellanos Moya, Eduardo Chirinos, Arturo Corcuera, Alonso Cueto, Pablo De Santis, Mario Delgado Aparain, Mauricio Electorat, Carlos Franz, Rodrigo Fresán, Enrique Gabriel, Santiago Gamboa, Luis García Montero, Almudena Grandes, Carla Guelfenbein, Pedro Juan Gutiérrez, Óscar Hahn, Arturo Infante, Fernando Iwasaki, Boris Izaguirre, Darío Jaramillo, Luis Landero, Omar Lara, Tomás Eloy Martínez, Andrea Maturana, Alfonso Ménchez, Mario Mendoza, César Antonio Molina, Eugenio Montejo, Mayra Montero, Mario Muchnik, Luis Muñóz, Álvaro Mutis, Eduardo Noriega, William Ospina, Ignacio Padilla, Alan Pauls, Edmundo Paz Soldán, Inés Pedrosa, Claudio Pérez, Ricardo Piglia, Fernando Pinto do Amaral, Antonio José Ponte, Benjamín Prado, Vicente Querales, Vicente Quitarte, Sergio Ramírez, Rodrigo Rey Rosa, Andrés Rivera, Cristina Rivera Garza, Juan Manuel Roca, Santiago Roncagliolo, Tomás Segovia, Luis Sepúlveda, Martín Solares, Jordi Soler, Jorge Valdés Díaz-Vélez, Javier Vásconez, Juan Gabriel Vásquez, Juan Villoro, Ida Vitale, Jorge Volpi, Rui Zink.

LOS DE BOGOTA 39

AMIGOS:
3 ESCRITORES AMIGOS DE "BOGOTÁ 39" YA ESTÁN EN MI BLOG "EL CUESTIONARIO":
-Claudia Amengual de Uruguay
-Iván Thays de Perú
-John Jairo Junieles de Colombia
Invito a que pasen por mi blog
www.elcuestionariodelescritor.blogspot.com

miércoles, septiembre 26, 2007

INVITACIÓN DEL ANGEL

EL ANGEL EDITOR

Y

LIBRIMUNDI

Tienen el honor de invitar a usted(es) a la presentación del libro DICCIONARIO DE LA VISTA GORDA del Escritor cuencano OSVALDO ENCALADA VÁSQUEZ.

La presentación estará a cargo de LUCRECIA MALDONADO y GALO MORA WITT

Día: Jueves, 04 de Octubre del 2007

Lugar: LIBRIMUNDI (Calle Juan León Mera)

Hora: 19h00

Brindis

domingo, septiembre 23, 2007

EL CUESTIONARIO

He comenzado a colocar en la Red, de poco a poco, las 200 entrevistas que realicé en casi 4 años a 200 escritores de toda América Latina, España, Portugal e Italia y que pensé publicarlas en un libro. Pero el asunto de la edición en el Ecuador es una traba burocrática o un conjunto de promesas que no terminan de realizarse nunca.

Para no seguir esperando, en un nuevo BLOG, que abrí llamado EL CUESTIONARIO, van a ir apareciendo las entrevistas. He comenzado con
JORGE ENRIQUE ADOUM,
JORGE BOCCANERA (Argentina),
RAFAEL COURTOISIE (Uruguay),
y el gran LUIS EDUARDO AUTE (Filipino-Español)

La dirección es http://www.elcuestionariodelescritor.blogspot.com

Los espero por allí


sábado, septiembre 15, 2007

Juan Secaira nos acerca a Humberto Salvador



Mi gran amigo Juan Secaira, sacó su primer libro del horno y vino a dejarmelo a casa. El libro está precioso. "Obsesiones Urbanas" -ensayo crítico sobre la obra de Humberto Salvador- (El tábano, Quito, 2007.

Además de estupendo bloggero (su dirección es http://www.juansecaira1.blogspot.com) es un talentosísimo crítico. Hace muchos años dirigió con Mishel Oquendo la revista Letras, que se publicaba muy bellamente editada por su talento y su arraigo en las letras. Cuentista, poeta y crítico, además de un extraordinario corrector de estilo para varias editoriales.

De su libro solo tengo buenas palabras. Convirtió a su tesis universitaria en un bello ensayo crítico sobre la obra de un grande a quien lo tenemos olvidado, opacado por la figura fuerte y virulenta de Palacio.

En el texto hay una variopinta información sobre el gran Humbertto Salvador, el cuentista más relegado de los años 30, y quien sabe, probablemente una figura que se mida a grandes puños con Pablo palacio. Es un libro que invita a buscar en las páginas de esa generación la voz de Salvador y salvarlo, precisamente.

El libro analiza a Salvador bajo la lupa narratológica, citando y explorando lo poco que se ha dicho de él, y luego sustentandolo en sus cuentos.

En el libro se deja ver, claramente, la anticipación literaria de Salvador en la vanguardia latinoamericana y su explocación en otras técnicas narrativas. Y en otros temas más entendibles en la literatura urbana que en la realidad social.

Su cuento "La navaja", emblemático texto publicado en casi todas las antologías de cuentos del ecuador lo confirma.

HUMBERTO SALVADOR (Guayaquil, 1909-1982) fue novelista, dramaturgo, ensayista y catedrático universitario. Fue, junto a Pablo Palacio, una voz de vanguardia dentro de la gweneración de los 30. La novela: "En la ciudad he perdido una novela" (Quito, 1930) lo confirma como un hito de gran prestigio en la literatura de América Latina. Su obra se compone de: Novela: Camarada (Buenos Aires, 1933); Trabajadores (Santiago de Chile, 1935); Noviembre (Quito, 1939); La novela interrumpida (Quito, 1942); Prometeo (Quito, 1943); Universidad Central (Quito, 1944); La fuente clara (Quito, 1946); Silueta de una dama (Guayaquil, 1964); La mujer sublime (Quito, 1964); La elegía del recuerdo (Guayaquil, 1966); Viaje a lo desconocido (Guayaquil, 1967); La extraña fascinación (Guayaquil, 1970); La ráfaga de angustia (Guayaquil, 1971). Cuento: Ajedrez (Quito, 1929); Taza de té (Quito, 1930); La lírica resurección (Guayaquil, 1967); Sangre en el sol (Guayaquil, 1974); Sacrificio (Guayaquil, 1978); La navaja y otros cuentos (Quito, 1994). Teatro: Canciones de rosas (Quito, 1925); Amor prohibido (Quito, 1925); Bambalinas (Quito, 1930). Ensayo: Esquema sexual (Santiago de Chile, 1933); Esbozo del movimiento cultural mexicano (Quito, 1936); Los fundamentos del psicoanálisis (Quito, 1947).



Libros en mi mesa a los que les adeudo tiempo


Tengo una torre de libros que aún no leo. El tiempo es terrible. Me uno a las palabras de Borges y lo parafraseo: Con los libros se deberían vender el tiempo para leerlos. Es tan dificial contar con todo el tiempo y sobretodo con la cabeza fría y reposada para leer todos los libros que nos llega.
De Libresa tengo dos. Nelsón Silva, poeta ambateño, me acaba de enviar su "Libros del cosmos" (Libresa, Colección "Crónica de sueños", 2007) con un hermoso prólogo de Iván Oñate. De Nelson conozco su palabra poética y crítica. Va a ser un placer leer de corrido toda su poesía. es un libro antológico, estupendamente editado.

Hace unos días Osvaldo Encalada Vásquez me obsequió "Jerusalén en los Andes", una antología de textos sobre Israel, que hayan sido escritos en Ecuador. Los antologós son el poeta Julio Pazos y el escritor israelí Yaron Avitov.

Yaron Avitov,
nació en Haifa, en 1.957. Ha publicado diez libros, entre novelas, recopilaciones de cuentos y libros documentales. Por su trabajo literario ha obtenido cuatro premios. En su trabajo creativo desarrolla temas como la libertad, el honor del hombre y el individuo solitario que lucha por su identidad, muchos de ellos con ambientación latinoamericana. Parte de sus obras han sido traducidas al Español.

Textos alusivos al tema de Osvaldo Encalada, Jorge Dávila, Carlos Carrión, Natasha Salguero, Santiago Paez, Byron Rodríguez, Raul Vallejo, entre otros nombres, dan fe de que la exploración por estas páginas nos emocionaran.

EL GRAN SIMÓN

El poeta Simón Zavala Guzmán (Guayaquil, 1943), trabajador incansable de la cultura en nuestro país (fundador de la SEDE y ahora asesor jurídico del Ministerio de Cultura, además de uno de los brazos derechos fuertes y "tucos" del Ministro-poeta Antonio Preciado) me obsequia dos bellos libros publicados en el extrajero.

Su libro "Grafías" traducido al inglés por el conocido Peter Thomas, en una bella edición cuidada por Roberto Bianchi de Uruguay y Nina Reis de Brasil, quienes guian aquella editorial ya conocida por muchos por los encuentros que suelen realizar en algunos países de America "Abrace".

El libro tiene un bello prólogo de Thomas y unas notas críticas de mucho rigor y peso. Sobretodo una de mi buena amiga argentina, la poeta Liliana Lukin, una de las voces más importantes de la poesía escrita por mujeres de su país en estos tiempos.

En "Grafías" se pueden identificar absolutamnete los hilos conductores de la poesía de Simón, ese halo cósmico que siemrpe han tenido sus textos, esa seriedad poética con que trata los problemas más emblemáticos y profundos del hombre. La impresión del libro fue en Uruguay. Simón me ha dicho que ya no va a volver a publicar en Ecuador, porque le interesa ganarse otros espacios. Espacios menos sicateros y egoístas. Bien por ello. He aquí una muestra:


ELEGIA PARA LA TIERRA PROFUNDA


Caes en mí como una intempestiva clave
del renacer del arrecife y su clamor sonoro
de un lejano y desterrado continente de tierra
que algún itinerante disipado ha olvidado
cráter de estalagmitas nieve jamás hollada
el paisaje ultimado a dentelladas se queda
en el ojo del ciego que se ha vuelto demente.

Hay que destruir este planeta
matar al mar cazar a la ballena. Pobre hombre terrícola.
Tu desalmado impulso te empuja hacia la muerte.
Mi desnudez asume el cálido color del sol
y sus destellos permanentes. Adorada mía
tierra profunda, constelación de papagayos astronautas,
con la luna perenne de todas tus mareas
entierro la locura. Tierra mía, hacedora de todas
las cosas de la vida
alguien tiene que saludar la épica de tus pedernales.

Déjame entonces que yo humano caracol
lleno de mar te diga:
bebo de ti la eternidad y existo.

El segundo libro que me ha obsequiado es una bella edición a dos voces. Por un lado esta él y por otro la poeta argentina Anamaría Mayol. Una voz muy sugerente. Pero en este libro el tema es el erotismo. Y Simón lo supo hace siempre bien por estos caminos pedregosos.
Suenan ya emblemáticos esos poemas casi denotativos que publicó ya hace algunos años ("Lascivos", Quito, 1991) y que sí hizo temblar la sensibilidad.

Ahora están en este libro, junto a otros inéditos, y junto a esta voz lírica de Anamarí Mayol. De ella leí su bello libro "poemas pájaros" (Ediciones El mono armado, Buenos Aires, 2006). Deliciosa poesía, candenciosa y melódica. Un ritmo de río, una sensualidad desprovista de imágenes soeces.
Se lee poemas cortos, como este de Mayol:

AMOR
Cayó el silencio
sobre mi vestido
me poblaste la piel
y los sentidos
tus ojos solo mar
y yo
tu oleaje

y de Simón este:

SIMBIOSIS

Un suspiro, un gesto de emoción,

una mirada jadeante que se clava

en el sutil espejo de la luna atada

a la ventana

sobre el papel amarillento el trazo firme

de un pulso que se eleva

espuela que quiere reencontrar con ansia

el paraíso de tu cuerpo

en la sábana incólume que vibra

en la penumbra

convergen tus pezones como dos

aguijones certeros que me muerden

en esta noche lúbrica de verdaderos

signos

donde somos una simbiosis de

profundidades abismales

lamiéndonos la vida

se abre tu sexo tibio

delta de muchas lechosas

madrugadas

en este abrazo final

en que la luz petrificada inunda

el silencio denso de la duda oculta

la cólera del fuego carcome la pasión

busca con sin razón

la curva tensa de un concepto

de una nueva manera de entender

lo infinito

de tu cuerpo y mi cuerpo

en el cataclismo de este amor

dos sombras se repelen

ebrias de un lujurioso desencuentro

trastabillan sobre la línea imaginaria

del retorno inasible

el abismo rotura sobre el espacio

inerte

dulce es la miel que bebes de mis

muslos

dulce la flor donde mi falo

estrecha tus caderas

no estás en mí ni estoy en ti

pero aún estamos

sobrevivientes de remotas

heridas

somos dos huesos tristes huyendo

del sueño que nos une.


Bien por el querdio Simón. Poeta genuino, renovador. Y sobretodo un gran ser humano.

domingo, septiembre 02, 2007

Dos columnas de Jorge para EL ANGEL


A semana seguida, el gran escritor cuencano Jorge Dávila Vásquez le ha dedicado su columna de libros PALABRA EN EL TIEMPO de diario HOY, a dos de los libros de ELANGEL Editor.
El sábado 25 de agosto se encargó de Franklín Ordóñez y su hermoso "A cambio de monedas y palabras" y el 01 de septiembre a Osvaldo Encalada Vásquez y su no menos hermoso "Diccionario de la vista gorda" que se presentará en Quito, en Librimundi, el día 4 de Octubre.

Aquí reproduzco las dos bellas columnas de Jorge a los dos bellos libros de nuestra editorial.


Encalada, lúdico y monumental

Oswaldo Encalada Vásquez (1955) es uno de los escritores más prolíficos de la literatura ecuatoriana. Ha producido cuentos de muy buena calidad, es uno de los precursores de una tendencia que hemos explotado, con fortuna, algunos de sus compañeros de generación, el minicuento, cuyas experiencias se recogieron en dos volúmenes, hace más de 25 años: La muerte por agua" y Los juegos tardíos, y posteriormente en Salamah (1998) y Crisálida (2000). Ha escrito novelas breves, como A la sombra del verano. Es, asimismo, dueño de numerosos ensayos sobre literatura universal y ecuatoriana.

Mención aparte merecen sus trabajos enciclopédicos –no pueden ser definidos de otro modo sus extensos catálogos, repertorios, glosarios- como el Diccionario de la artesanía (2003) y el monumental -3 000 páginas- Diccionario de toponimia ecuatoriana (2002).

Su vocación de creador, investigador, docente está más que probada con los testimonios señalados, que no revelan ni de lejos el total de su obra.

Esta nota tiene la intención de mencionar una curiosa tendencia dentro de las labores de Encalada, que ha dado hasta la fecha tres títulos destacables: Diccionario para melancólicos (1999), Bestiario razonado & historia natural (2002) y Diccionario de la vista gorda (2007, Quito, El Ángel Editor).

En estas producciones aparece una faceta del escritor que no coincide con su imagen de maestro universitario, ni con la de literato e investigador serio que hemos relievado: la del duende, del autor que juega con los conocimientos, la erudición que posee, la vastedad de sus lecturas. Se trata de misceláneas que, una vez más, muestran su capacidad para recopilar datos, citas, expresiones, para bucear en la ambigüedad de los conceptos, para ir en pos de una risa compartida, a veces un tanto desconcertante, como la que produce la cita del Diccionario de lugares comunes de Flaubert, reproducida en el texto Literatura: ocupación de vagos.

F. Ordoñez: Estética de la diferencia

En el artículo anterior me refería a la poesía de Roy Sigüenza y sus relaciones con una estética de la diferencia. Esta se puede hallar también en la obra de otros escritores ecuatorianos, y uno de los más notables es Franklin Ordóñez Luna (Loja, 1973), quien, a sus 34 años, con un breve bagaje de 3 libros, es ya una figura poética de gran valor entre los autores de su generación.

En Ordóñez sobrecoge, a veces, la excesiva franqueza que invade su lírica, y la salpica de dolor, desgarramiento espiritual y casi físico, de un innegable gozo fugaz.

Ya los planteamientos estéticos del poeta aparecieron en Mapa de Sal, su inicial y conmovedor título, y se desarrollaron en A la sombra del corsario, poemario breve como el primero, pero más intenso, y claro anuncio de una inminente madurez poética. Ahora, en A cambio de monedas o palabras se consolidan tanto su cosmovisión como su oficio literario.

En una nota de Dionisio Cañas hallamos interesantes expresiones sobre el libro: "Va directo como una flecha de oro a la carne de San Sebastián". El comentarista une así la iconografía del mártir, adoptado por ciertos grupos gay, como una especie de símbolo de la diferencia, con la producción lírica de Ordóñez. Y sí que algo tiene de flecha, de puñal, de espada, este verbo poético que lastima, hiere, sangra: "Como golpes o gotas de sangre/ tu nombre cae malherido/ en mis labios", dice en un poema; y en otros: "Te amo así: cuando eres cielo de espino y piedra muerta". "Aunque cambies de lugar y huesos el dolor es el mismo". "Templo ni tumba. / Solo carne que entre mordiscos escudriña en tu carne". Y esa conciencia del sufrimiento de que hablábamos antes, halla su plenitud en esta especie de invocación a uno de los grandes suicidas de la literatura universal: "Que en tu daga no escampe la sangre, / que mi piel sea tambor de tus melodías, Yukio/ Mishima".

Cañas halla algo democrático en el poetizar intenso de Ordóñez: "Porque su yo se disuelve en la carne del otro"; quizás, pero lo cierto es que hay también como una agonía compartida.

sábado, septiembre 01, 2007

Siomara España: Una voz concupiscente



Siomara España Muñoz es una joven poeta manabita ncida en 1976 y domiciliada en Guayaquil desde 1987. Integrante del grupo literario Re-verso. Actualmente cursa estudios de Literatura y Español en la Universidad de Guayaquil. Sus obras poéticas han sido publicadas en periódicos y revistas de la ciudad y consta en la reciente Antología de Poesía Joven. Ha participado en diferentes encuentros poéticos y literarios en el Puerto Principal. Concupiscencia es su primer poemario.

La poesía de Siomara España es una confesión desenfadada. Es un verbo que se vuelca en el fondo de las palabras y que no deja espacio para la transpiración de más sensaciones.

Los apetitos que la poeta busca en su trabajo poético son de libertad en la expresión y en la forma. Es vivir airadamente en el mundo que las imágenes recrean y que se vivifican en estos textos donde aparece una voz influida por los muros de los significados que siempre han frenado a los poetas.

Siomara indaga por la voz poética que en ella habita y se deja llevar por su equilibrada entonación (ese ritmo que envuelve al continente del poema).

Es una voz torrencial. Nueva y firme figura ya entre los nuevos nombres de la poesía del Ecuador.


LA MUJER DEL MIERCOLES

Cuantas veces la mujer del miércoles

desdobla el rostro,

lava sus pies

y camina sobre sus palabras.

Cuantas veces recorre los mismos caminos,

transita las mismas calles,

ve los mismos semáforos,

observa los mismos mendigos,

sube las mismas nubes,

busca la misma cama.

Cuantas veces la mujer del miércoles

busca la boca de su amante,

se estremece entre sus brazos,

grita de amor desesperada

y llora entre silencios sus palabras.

Cuantas veces la mujer del miércoles

quiere abandonar su pasión

olvidar sus sueños

y seguir atada.

Cuantas veces ríe y canta

y otras tantas llora enamorada

cuantas veces la mujer del miércoles

tiene que amarrarse el alma,

vivir el delirio, la locura

y caminar sobre lo dicho,

caminar sobre sus palabras.

El prólogo de su libro esta escrito por el poeta y crítico Rodrigo Pesántez Rodas, el mismo que dice:

Testimonio de vocación y pasión es este libro de Siomara España, quien resuelta a compartir hurtos y desvelos a la palabra mágica nos hace la entrega de su primer vuelo multiforme, donde las sensaciones y percepciones existenciales subyacen con nítidas alegrías bajo su piel de mujer inmersa en todos los laberintos de los cinco sentidos.

Alumna nuestra en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guayaquil, su horizonte incidente dentro de la literatura se presintió alborozante en la búsqueda del verbo que quería hacerse carne en la palabra poética. Y hoy nos llega con concupiscentes lineamientos, sus primeros vuelos donde los aleros del amor surcan los mejores espacios connotativos.

Versos libres como su imaginación. A prisa unos, y otros, de candorosa morosidad. Con el ejercicio del desvelo y del trabajo consciente después de un tiempo todos vendrán uniformados dentro de la madurez expresiva. Versos de ligera configuración estructural, en cuyos espacios la palabra toma tonalidades singulares hasta dejar sus primeras lluvias con las que Cupido fertilizó sus estambres y enjambres:

Vago a prisa, sedienta, mutilada,

buscando……

los residuos del amor……

que destrozó mis alas, no sé cuando.”

(“El Hijo”)

Más adelante, la llama amorosa inicia su candil a fuego y prisa, donde la pasión juzga los resentimientos y añoranzas, rasguños y sabores, desde las estructuras del lenguaje, entre la forma de la imagen explícita y la implícita, o como dijo Paul Eluard, entre “la imagen por analogía y la imagen por identificación”. Desde aquí Siomara dibuja y desdibuja la presencia y la ausencia de tiempos y espacios casi eróticos, sin recurrir a las oscuras zonas del lenguaje hirsuto, astilloso, crucigramado; y más bien la palabra se suaviza en la candela de las perceptibilidades, en vislumbre alegórico de excelente codificación:

“Tu cuerpo incandescente me persigue

como perro a la espalda de mi abismo”….

Entonces los fantasmas de la carne que devoró, quedan guardados como botones en la azul caja de hechicería. Así es de frontal Siomara España. Así de verso en verso la desnudez hila sus asombros, hasta “quemar las botas, el abrigo, la camisa, pero procurando guardar entre cristales las locuras y los desvaríos.

El lenguaje como constituyente de una gramática literaria, encuentra también en algunos textos de este libro, la presencia de los contextos sociales que para la autora singularizan la otra fisonomía de la vida. Y en niveles reiterativos, denuncia y camina aunque le cueste salvar algunos prosaísmos:


Cuántas veces la mujer del miércoles

desdobla el rostro,

lava sus pies

y camina sobre sus palabras.

Cuántas veces recorre los mismos caminos,

transita las mismas calles,

ve los mismos semáforos,

observa los mismos mendigos,

sube las mismas nubes,

busca la misma cama”.

(“La Mujer del Miércoles”)

No pocos espacios estróficos de este libro en su mayor amplitud significativa, atesoran gratos niveles paradigmáticos del lenguaje, pues desde aquí consigue la poesía sus efectos más caracterizantes. Los ritmos aun en los versos libres no solo que son necesarios, sino indispensables si queremos marcar diferencias con la prosa, y aunque todavía el camino por recorrer de la autora, está empezando, creemos hay una voluntad implícita en cada renglón, en cada verso, pues no en vano los acentos y pausas interiores cabalgan hacia las rítmicas estructuras de las que exigía Borges.

Concupiscencia puede que nos oriente hacia un sensualismo no erótico, aunque sí pertinaz en sus referentes idiomáticos, fuera de las lirófanas sincronías, de los vocabularios encalambrados de aristas linguales peligrosas, que tanto daño han hecho hoy a ciertos textos escritos por féminas de fama postiza, rindiendo pleitesía a la vulgaridad, jamás a la autentica poesía.

Con este libro la poesía empuña sus mejores recursos, bajo una sencillez de planos, ya sea en lo narrativo-descriptivo, cuando de enfocar los otros-yo se trata; o, cuando la voz personal se rinde a la piel de los afectos-desafectos. Buen comienzo para una travesía de veleros dormidos en la plenitud de un mar abierto. Buena señal para los navegantes de nuevos océanos en la lírica nacional.