lunes, octubre 22, 2007

La nueva novela de Gabriela Alemán

En una prosa agil, irónica y llena de recovecos se escribe la nueva novela de Gabriela Aleman, "Poso Wells" (Eskeletra, 2007). Una descripción que roza lo hilarante y lo pútrido se deja leer en una atmósfera que asfixia, en base a una estupenda descripción de lugares mohosos y asfixiantes en la ciudad de Guayaquil.

La escena, sin duda, monumental del libro es el electrocutamiento de un político muy parecido a alguno de los nuestros. Gordito, regalador de chucherías, rico, poderoso, caprichoso. Dicho político se quema de contado provocando un corto circuito por sus propias orines, que resultan ser las conductoras pertinentes de la electricidad. Ironía y descalabrado sentido del humor. un gran aporte de su narrativa.

Sin embargo, no es una novela que conmueva o apasione. Me resulta un libro en donde se deja vislumbrar el discurso bukoswiano que prolifera en la moda hoy en día.

El libro está fragmentado en varios capítulos que se van deshilvanando del todo y sobretodo de un personaje que sufre "las de Caín" al ser el actuante principal, por lo tanto el que ve todo, aunque no tiene peso como personaje. No es lo que hace, sino lo que mira.

Varas es un periodista que llega a la Cooperativa "Poso Wells", un recinto miserable en las afueras suburbanas de la ciudad de Guayaquil. Llega para investigar una serie de crímenes y de acontecimientos que se dan en dicho recinto. Entonces comienza a enredarse en una historia en donde se deja ver el encantamiento de la viveza criolla y la desesperación de la ignorancia en la que se sumergen. Hay un largo y fangoso tunel que viene a ser la metáfora de "El país de los ciegos" de Wells (de donde toma el título) .

Este personaje me recuerda bastante al periodista de la película de Sebastián Cordero, "Crónicas", además el paísaje me resulta conocido para la exploración a veces exótica, a veces caústica para entender lo marginal desde una perspectiva artística.
A propósito, esta novela se la ve muy cinematográfica, ya no es una novela en la dimensión del lenguaje o de la semántica y la semiótica, sino en la dimensión de una historia fragmentada, ligera, degustable.

Gabriela Alemán es una narradora que se vislumbra como una de las más importantes del país. Aunque su nueva novela no impacte. En este nuevo libro hay el arresto que necesita para la gran narrativa que de ella saldrá.

4 comentarios:

Jorge Queirolo Bravo dijo...

Parece una novela muy interesante, tanto por el desarrollo de su contenido como por la trama en sí. Qué pena que dichos libros no llegan a Chile, que es donde actualmente vivo. ¿Existe alguna manera de adquirir el libro desde acá? Estaría muy complacido si me dan una posibilidad de tenerlo. Se nota que la autora es talentosa y que tiene un muy bien ganado lugar en el contexto literario.

Jorge Queirolo Bravo

Jorge Queirolo Bravo dijo...

La novela parece muy interesante, tanto por el desarrollo de su contenido como por la trama en sí. ¿Irá a llegar este libro a Chile? Ojalá que sí.

Jorge Queirolo Bravo

Doug dijo...

Muy interesante. Me gustaría en especial conocer a la autora personalmente.

Saludos,


D

Fiesta por el Libro dijo...

Saludos:

He leido la noveda Poso Wells, Body Time y el libro de cuentos Zoom de esta maravillosa autora, no comparto el hecho de catalogar como ligera a la ultima novela de esta escritora, ya que creo, que Gabriela Alemán esta años luz al igual que Leonardo Valencia de lo que habitualmente se escribe en el Ecuador