miércoles, agosto 29, 2007

Eduardo Varas: palabra de hombre Parco


Ayer, en Cafelibro, se presentó el libro del narrador y periodista guayaquileño Eduardo Varas. Una corta y circunspecta presentación leida por Paulina Terán (periodista de Revista "Cosas") y un hilarante y bien pensado discurso del joven narrador -y también periodista- Juan Fernando Andrade fueron los precedentes para que Eduardo nos leyerá el cuento "Conjeturas para una tarde" que da título al libro.
Un selecto grupo de periodistas y escritores estuvo entre el público que acompaño al joven narrador (me dio tanto gusto encontrar a Byron Ernesto Rodríguez entre los concurrentes, extraordinario periodista y talentoso narrador) al que se lo notó parco en sus comentarios y hasta un poco nervioso.
Un lanzamiento express recatado y con ciertos toques hilarantes.
El cuento que leyó, supimos apreciar todos y estar convencidos de que será una gran aventura la lectura total de este libro.

A Varas se lo consideró, en definitiva, un narrador serio, pese a que no parece serlo. Un escritor impenetrable, a quien se lo digiere despacio, un burilador de la palabra, un escudero de la perfecta literatura lógica (digno hijo de Miguel Donoso Pareja -un excelente tallerista-) con un delicado estilo de prosista vargasllosiano.

Aún no entro en sus páginas, pero he seguido su blog, sus comentarios y su entrada con pie firme en la literatura y siento que hay que esperar de él excelente cosecha. Y que así sea.

1 comentario:

Manuela dijo...

Yo también pienso lo mismo. La prosa de Varas es cautivadora, la forma de encajar las piezas narratológicas es sorprendente. Lo hemos de ver convertido en un excelente escritor.