viernes, diciembre 29, 2006

ALCANCES DEL MEJOR LIBRO EN EL 2006

El año que acaba ha tenido otros libros de poesía importantes que no los he podido leer. En otros casos (que no diré) no me han gustado. Yo siempre diferencio el gusto de la crítica literaria. Hay poemas y poetas que no me gustan, pero que son buenos, que escriben bien. Eso, que suena muy rústico, es algo que aun no se entiende en este país con los críticos.

El libro "Soy mi cuerpo" de Aleyda Quevedo, los poemarios de Luis Carlos Mussó, Juan José Rodríguez y César Carrión (a los que no he tenido acceso), el poemario "Las partes" de Fabián Guerrero, la antología poética de el enorme Antonio Preciado que no conozco, la poesía junta del extraordinario Filoteo Samaniego a quien hay que leer con detenimiento y amor. Deben escaparse algunos títulos, pero entre los citados, pienso, está lo representativo. Claro, este es mi selección, mi antología. Si a alguien no le gusta, por favor, invito a que haga la suya.

En prosa también hubieron sorpresas gratísimas, por ejemplo el libro "Salvo el calvario" de Lucrecia Maldonado y "Eses Fatales" de Sonia Manzano, novelas deliciosas. Así como el bello libro de cuentos de Aminta Buenaño, o el estupendo libro de crónicas de Fernando Itúrburu. La novela canónica de Javier Váscones "El señor de las moscas" de gran solvencia linguística, el libro de Gilda Hlst y el de Fernando Andrade (que aún no leo), la novela "Leonor" de Donoso Pareja, el ensayo literario sobre las canciones de Joan manuel Serrat de Lucrecia Maldonado (inédito en el país, como trabajo crítico), la publicación de los dos mónologos teatrales de Viviana Cordero, que tuvieron éxito como obra de teatro, el bello libro de cuentos de Valeria muñoz sobre el cine, el libro de ensayos y crónicas de Raúl pérez Torres, el bello libro de entrevistas de Iturburu, tantos poemarios de autores muy jóvenes de grupos como "Machete Rabioso" (de quien no conozco más que su "escándaloso" nombre, algún poemario de Diego Cazar, a quien no he leído pero me han comentado que es bueno. Estoy haciendo un juego terrible con la memoria de manera informal (no confunda lector con crítica, eso esta lejos de lo que pretendo), por lo que no conciento críticas sobre estos ejercicios. Son míos, muy dignos de un blog, por lo que lo hago con absoluta libertad.

Que así siga nuestra literatura y nuestra vida: lloviendo sobre nuestras letras. Que haya libros y no disputas. Que siempre triunfen los libros del mundo. Que así siga. y que no escampe.

2 comentarios:

Locomotrova y/o La Lucre dijo...

Querido:
Gracias por tus palabra acerca de mis libros. Quiero decirte otra cosita. He extrañado en esta entrada algo de sustentación. Me explico, comprendo que la informalidad es característica del blog, pero creo que no habrían sobrado palabras que no fueran adjetivos alabanciosos, sino que más bien nos motivaran a acercarnos a la lectura de todos los libros que mencionas. Te sugiero esto para próximas ocasiones.
Y te abrazo muy fuerte por este nuevo año. Éxitos en todo y que sanen las heridas.

Xavier Oquendo Troncoso dijo...

Gracias por la sugerencia, mi querida Lucre, pero yo no quería motivar a la lectura. Solo hacer la lista de los libros que considero son los más importantes del año. Una suerte de balance. Eso es todo. No era mi intención hacer ningún tipo de motivación. Besos